Conectate con nosotros

Salud y Bienestar

Anatomía de un hospital tras la Covid-19 y las piezas clave de un ‘esqueleto’: UCI, Urgencias y Medicina Interna

2/08/2020 –  ALICANTE. La necesidad de aunar esfuerzos en tiempos de emergencia mundial derivada por una pandemia, la de la Covid-19, ha sido de vital importancia. Sobre todo en el ámbito de la Sanidad. Un ejemplo de esta vertebración ha sido el fruto de la conexión entre las Unidades de Cuidados Intensivos, Urgencias y Medicina Interna en los…

Publicado

en

Anatomía de un hospital tras la Covid-19 y las piezas clave de un ‘esqueleto’: UCI, Urgencias y Medicina Interna


2/08/2020 – 

ALICANTE. La necesidad de aunar esfuerzos en tiempos de emergencia mundial derivada por una pandemia, la de la Covid-19, ha sido de vital importancia. Sobre todo en el ámbito de la Sanidad. Un ejemplo de esta vertebración ha sido el fruto de la conexión entre las Unidades de Cuidados Intensivos, Urgencias y Medicina Interna en los hospitales. De este modo, intensivistas, internistas y urgenciólogos se han dado la mano para imprimir consistencia y estructura internas, dar organización y cohesión, a un sistema que iba debilitándose por momentos, con una respuesta rápida y eficiente.

Bajo este pretexto, el grupo Plaza ha querido conocer, de cerca, la opinión experta de los distintos profesionales del sector en un encuentro en el Centro Médico Quirónsalud de la ciudad de Alicante el pasado lunes, 20 de julio. ¿Cuál es el perfil del paciente que visita un hospital en tiempos de pandemia? ¿Ha cambiado? Irremediablemente, sí. Según especialistas, ha llegado a ser determinante la nacionalidad, en algunos casos concretos. A grandes rasgos, para Jesús Recio Iglesias, jefe de medicina interna de la clínica QuirónSalud Valencia y el primero de los ponentes en intervenir en el foro AP, el factor motivador es claro. “Sí ha habido un cambio en el paciente porque se ha generado un miedo; hay que verlo como un reto para poder acercarnos de nuevo a él”, ha señalado. “El paciente ha tenido miedo de ir al hospital, el que tenía que venir, o no lo ha hecho, o llegaba tarde y asustado, y ahora está volviendo”, ha seguido en la misma línea Juan Castell López, responsable de Urgencias en el hospital QuirónTorrevieja

“Nos hemos dado cuenta de la necesidad de la labor conjunta entre UCI, Urgencias y Medicina Interna, siendo especialidades fundamentales a la hora de tratar al paciente, que no debemos olvidar que es un ente global, y que la suma de varias patologías que han de ser estudiadas, y no una sola, es cada vez más evidente”, ha sentenciado el siguiente invitado en el encuentro, Javier Satorres Rosas, jefe de la Unidad de Medicina Interna del Hospital Quirónsalud de Torrevieja. Para Miguel Delgado Lacosta, responsable de la Unidad de Cuidados Intensivos de este último centro, el problema ha sido el de encontrarse con una “gravedad” muy avanzada en el nuevo paciente con síntomas de Covid-19. “Estoy de acuerdo con Javier en que, de todas maneras, el envejecimiento va a condicionar un tipo de paciente, al que se suman muchas cosas”, ha apuntado.

Te Puede Interesar   Los inusuales horarios que tendrían los partidos de la Liga Betplay en medio de la pandemia

El miedo particular que comparten los profesionales ahora, el suyo propio, mira a la segunda oleada que podría llegar el próximo otoño. Un temor a la “sobrecarga” ya experimentada en los distintos departamentos de los hospitales, como ha remarcado José Luis Lasaga Ortega, jefe del Servicio de Urgencias de QuirónSalud Alicante. ¿En qué grado es interesante –y eficaz-, en este sentido, adentrarse en la ‘digitalización’ de la consulta con el paciente? “En el caso de las Urgencias, se ha hecho, y está bien que se realice un seguimiento telemático, pero hay que ir con mucho cuidado”, ha advertido el doctor Lasaga. Una opinión que comparte el urgenciólogo jefe del centro médico en Torrevieja, también ‘con pinzas’. “Esto va a ser un antes y un después, vamos a tener que usar la telemedicina sí o sí, aunque el cara a cara siempre es difícil suplirlo de manera telefónica, además de que para esto último hay que tener mucha experiencia”, ha recordado. 

“En los próximos diez, veinte, años va a desarrollarse mucho la tecnología, quien lo haga mejor, ganará; ha de servir, no para resolver directamente un problema, sino para un aporte por parte de tu médico, que ya te conoce”, ha subrayado en este sentido el doctor Delgado. Hacia el otro extremo se mueve el jefe internista de QuirónSalud Valencia. “Nos podemos adaptar, como la población lo ha hecho con el paro telefónico, pero no siempre se puede hacer una videollamada, aunque es cierto que así el paciente se siente más seguro, y tal vez por eso se use más; con todo, no hay que olvidar que el contacto lo dice todo”, ha detallado. En la ‘virtud’, en el medio, se queda la opinión sobre este asunto por parte del doctor Satorres. “Creo que ambas modalidades, tanto la presencial como la telemática, van a convivir, y habrá que simultanearlas, el 80% de atenciones en estos meses de pandemia han sido telefónicas, y ahora se han reducido al 30%”, ha apuntado.

El miedo al hospital, con el consiguiente pánico a la segunda oleada

Te Puede Interesar   “En el Huila hay un altísimo subregistro de casos positivos” • La Nación

Aquello que quita el sueño a los profesionales es, precisamente, como han incidido al unísono, el mismo miedo que ha motivado al paciente ‘real’, el más necesitado, a no querer pisar un hospital, a favor del ‘frecuentador’ quien, no obstante, está dejando de ir, lo que se ve como un paso adelante, en este sentido. “Pensando en otoño, y esa segunda oleada de la que se habla, hay que ofrecer un servicio que dé seguridad, si no se quieren desplazar, para evitar esa acumulación en las consultas”, ha sentenciado el doctor Satorres. El especialista en Interna de Torrevieja ha puesto sobre la mesa en este foro AP las dos necesidades que deben integrarse: por una parte, la tranquilidad, labor de las propias organizaciones sanitarias, y la telemedicina, para advertir con tiempo de un estado muy grave por parte del paciente. “Hay que insistir en lo mismo; si hay un sitio seguro, este es el hospital”, ha añadido el representante en el encuentro de QuirónSalud Valencia.

Un circuito indisoluble

La Covid-19 ha instaurado unos circuitos de colaboración entre distintas especialidades que han venido para quedarse. Un engranaje que empieza por el internista, como ha insistido el responsable de Medicina Interna de Torrevieja. “Aquí debe establecerse el primer contacto, ya que no todos los síntomas se relacionan con un solo aparato. Interna debe ser una referencia central, es muy relevante”. “Se ha creado una interrelación muy fuerte de las UCI, con cierto reconocimiento un poco desde la ignorancia, con Interna y Urgencias, lo que va a suponer un gran cambio en la medicina en general”, como han celebrado los doctores Delgado y Lasaga. “Es positiva esta unión de los servicios, ya que todos vemos al mismo paciente pero en momentos distintos de su enfermedad”, ha añadido al respecto el doctor Satorres. Una oportunidad en el cambio del modelo de atención que, sin resultar paradójico, clama a gritos otra colaboración en paralelo: la de la sanidad privada con la pública. Todos los expertos coinciden. “Es un error separarlas”, ha indicado el doctor Lasaga. “No hay nadie que sobre, nosotros hemos estado trabajando con el Clínico de Valencia, nuestro hospital de referencia; la colaboración debería ser una norma en una situación de emergencia”, ha explicado por su parte el doctor Recio. “Al final, los pacientes necesitan un hueco y han de ocupar una cama, sea en la privada o la pública, no se pueden quedar en la calle, ellos son quienes deciden”, ha insistido el doctor Delgado. “Reiteramos que es el paciente quien tiene que confiar; hemos hecho un trabajo en equipo y, dentro de la dificultad, no hemos actuado mal”, ha concluido el doctor Castell. Erradicar el miedo, por tanto, favoreciendo un ambiente y atención seguras, tanto presencial como nutriéndose de las oportunidades de las nuevas tecnologías. Esta ha sido la principal conclusión vertida en el foro AP celebrado en QuirónSalud Alicante, visto desde los ojos de aquellos especialistas que reconocen de manera integral al paciente, abordan sus patologías en los momentos más graves y, en definitiva, están a su lado durante todo el proceso de incertidumbre que estamos viviendo, en un acompañamiento tan necesario.

Te Puede Interesar   ACTUALIZACIÃN DE COVID 19: Equipo de medicina nuclear El informe de inteligencia de mercado ofrece perspectivas de crecimiento [PronÃstico 2020-2029] | Philips Healthcare, Siemens Healthcare

Seguir leyendo
Advertisement
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud y Bienestar

El Grado de Medicina en Cataluña cuesta lo que 2 en Andalucía

A pesar de que el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas acordaron poner un precio máximo al crédito para acceder al primer curso universitario de 18,46 euros, las inequidades entre CCAA en el precio para estudiar Medicina son palpables. Hasta el punto, de hecho, de que con lo que cuesta el grado de Medicina en…

Publicado

en

El Grado de Medicina en Cataluña cuesta lo que 2 en Andalucía

A pesar de que el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas acordaron poner un precio máximo al crédito para acceder al primer curso universitario de 18,46 euros, las inequidades entre CCAA en el precio para estudiar Medicina son palpables. Hasta el punto, de hecho, de que con lo que cuesta el grado de Medicina en Madrid o en Cataluña puedes pagar dos en Andalucía. 

Esta desigualdad se debe a que algunas comunidades ya tenían un precio por crédito fijado por debajo del máximo acordado, pero también porque otras no van a reducir los precios hasta el precio acordado el próximo curso. Es el caso de Cataluña, que a pesar de bajar un 30 por ciento sus tasas para el año que viene sigue siendo el lugar donde estudiar Medicina es más caro (1.660 euros). 

También han bajado sus tasas de forma general Navarra (2,38 por ciento), La Rioja (3,52 por ciento) y Aragón (4,27 por ciento). La Comunidad Valenciana, por otra parte, empezará bajando un 5 por ciento las tasas de las carreras más caras.

En el caso de Madrid, Castilla y León, Baleares, País Vasco y Extremadura, los precios no se bajan todavía sino que se congelan para el próximo año. Galicia, Cantabria, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Canarias ya tenían precios por debajo del máximo establecido, por lo que acordaron congelar precios para el próximo curso.

Ranking de CCAA por precio para estudiar Medicina 

A pesar de estas medidas, este curso las inequidades para estudiar Medicina en España siguen siendo palpables. El ranking de CCAA por precio para estudiar este grado queda así: 

  1. Cataluña: 1.660.
  2. Madrid: 1.568.
  3. Castilla y Léon: 1.376.
  4. La Rioja: 1.361.
  5. Navarra: 1.350.
  6. Aragón: 1.278.
  7. Baleares: 1.249.
  8. Comunidad Valenciana: 1.206.
  9. País Vasco: 1.190.
  10. Castilla-La Mancha: 1.132.
  11. Extremadura: 1.111.
  12. Murcia: 1.007.
  13. Cantabria: 954.
  14. Asturias: 942.
  15. Canarias: 875.
  16. Galicia: 836.
  17. Andalucía: 757.
Te Puede Interesar   Medicina Estética Mercado 2020-2029 | COVID 19 Estimación de impacto y amplio análisis de demanda Por: Allergan, Alma Laser, Cynosure


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Seguir leyendo

Salud y Bienestar

¿Cómo ejercitarse sin correr el riesgo de contagiarse de covid-19?

Agosto 09, 2020 – 08:00 a. m. 2020-08-09 Por: Redacción de El PaísEn tiempos de pandemia, cuando los cines, las discotecas y los bares permanecen cerrados, y a los centros comerciales no se puede entrar en familia o en pareja debido a las restricciones del pico y cédula, en Cali ha surgido una inusitada pasión…

Publicado

en

¿Cómo ejercitarse sin correr el riesgo de contagiarse de covid-19?


Agosto 09, 2020 – 08:00 a. m.
2020-08-09 Por:

Redacción de El País

En tiempos de pandemia, cuando los cines, las discotecas y los bares permanecen cerrados, y a los centros comerciales no se puede entrar en familia o en pareja debido a las restricciones del pico y cédula, en Cali ha surgido una inusitada pasión por el deporte que ha dado lugar a algunos chistes en redes sociales: “a Facebook no le cabe un ciclista más”, se lee por ahí. La compra de bicicletas, es cierto, se ha disparado.

Antonio Orejuela, coach de running especialista en atletas amateur e integrante del club Athletic Runners, argumenta que si quienes comenzaron a hacer deporte como una manera de mantener la salud mental debido al confinamiento lo asumen como un hábito de vida y no como una moda pasajera, “será un triunfo para la salud de los caleños”.

Y es que, incluso en pandemia, se recomienda hacer actividad física. Es una manera de combatir el estrés, la incertidumbre de estos días. El deporte aumenta la producción de los neurotransmisores del cerebro que nos hacen sentir bien. Se llaman endorfinas. Algo tan sencillo como caminar nos libera de las tensiones, mejora nuestro estado de ánimo. Paso a paso se previenen, además, las enfermedades del corazón.



En el caso de niños y jóvenes de entre 5 y 17 años, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacer actividad física por lo menos durante una hora diaria. “La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos”, dice la OMS.

Le puede interesar: Las secuelas que deja el covid-19 y cómo recuperarse de ellas

Te Puede Interesar   La Medicina Regenerativa Mercado 2020-2029 | COVID 19 Impacto y estimaciones futuras por: DePuy Synthes, Medtronic, ZimmerBiomet

En el caso de los adultos (18 a 64 años), la indicación es dedicarle no menos de 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, en el caso de ejercicios moderados, o 75 minutos de actividad física vigorosa por semana.

Para los que pasan de los 65 se sugiere que le dediquen 150 minutos semanales a actividades tan placenteras como caminar por el barrio.

Sin embargo, debido al nuevo coronavirus, hay que tener cuidado para evitar que el deporte a la larga sea una amenaza para la salud. El riesgo de contagiarse al aire libre existe, si no se toman las medidas necesarias.

Esta es la ‘rutina’ que se debe seguir para ejercitarse sin ponernos en riesgo ante el virus y evitar, también, ser sancionados por las autoridades.

Pasaporte sanitario digitalAntes de salir a realizar cualquier actividad física se debe solicitar, en la página web de la Alcaldía de Cali, el pasaporte sanitario digital. Es un documento que certifica que quien sale a hacer ejercicio, no tiene Covid – 19, o no hay sospecha de que esté contagiado. Entre las preguntas que se deben diligenciar están: ¿tiene prueba de Covid – 19 con resultado positivo?; ¿ha viajado a países con casos confirmados de coronavirus en los últimos 14 días?; ¿ha tenido contacto estrecho en los últimos 14 días con un caso de infección respiratoria grave? También se debe ingresar el número de cédula, para revisar en las bases de datos si la persona ha sido positiva de Covid – 19 o ha tenido contactos con casos positivos. Si está libre de Covid, y además no hay sospecha del contagio, se expide el documento. A la fecha cien mil ciudadanos ya cuentan con el pasaporte sanitario digital. (El documento es gratuito).

Te Puede Interesar   44 trabajadores de la salud en diferentes clínicas de Santa Marta, dieron positivo en Covid-19

Mantenga la distancia con otros deportistas Antonio Orejuela, coach de running especialista en atletas amateur e integrante del club Athletic Runners, y quien ha participado en la elaboración de los protocolos para la práctica del deporte, asegura que se debe mantener una distancia de por lo menos dos metros cuando se está caminando, y sugiere distancias más extensas cuando se está trotando ( 5 -10 metros). También es recomendable no trotar detrás de una persona, y si un atleta viene de frente, lo mejor es desviarse. Así se evita que, en caso de que la persona que viene de frente estornude o tosa cerca, las partículas de saliva nos caigan. “Hay formaciones piramidales para conservar las diagonales. Corriendo o trotando de esta manera hay menos probabilidades de que nos llegue una gota de saliva”, explica Antonio.

Circule, evite las aglomeracionesLos riegos de contagiarnos de coronavirus disminuyen en la medida en que circulamos en espacios al aire libre. En cambio, se incrementan al aglomerarnos. Detenerse en un punto a tomar jugo alrededor de decenas de personas es considerado un riesgo de contagio alto. Por ello no se permite – durante la pandemia – la práctica de deportes de contacto como fútbol y básquetbol.

Gimnasios al aire libre, prohibidosEl uso de los gimnasios al aire libre está prohibido. Algunos de estos espacios permanecen demarcados con cintas amarillas, y sin embargo decenas de deportistas madrugan a utilizarlos en los 600 parques que tiene Cali. La epidemióloga Lyda Osorio advierte que en estos gimnasios, o en los muros de escalada, las personas respiran mucho más fuerte debido a la actividad física, y, en caso de estar contagiados, esas partículas de saliva podrían caer en los equipos, alguien utilizarlos enseguida, tocarse los ojos o la nariz, y contagiarse. Quien utilice estos gimnasios podría ser multado.

Rutas d’ Vida



1. Cerro Las Tres Cruces

Calle 37 bis Norte # Av 6 D Norte

Calle 2 con calle 2 Oeste

Av 9 a Norte con calle 12

Te Puede Interesar   Cachorro prueba medicina por primera vez y se vuelve viral

2. Río Cali

Av 4 Oeste con Calle 3 Oeste

3. Parque de El Ingenio

Carrera 83 # 14 Y 83 # 16

4. Corredor Verde

Calle 44 con Carrera 8

5. La Buitrera

Calle 11 vía la buitrera

6. La Riverita

Calle 11 vía la buitrera

7. Pance

Carrera 105 con calle 18

8. La Viga

Carrera 105 con calle 18

9. Longitudinal

Calle 72W entre Carrera 28 y 28G

10. Alameda

Carrera 121 con carrera 25

11. La Flora

Calle 33 AN 2 E 54

12. Parque Valle de Lili

Calle 42 Esquina Carrera 102

Otras recomendaciones– Saludo responsable: con el codo. Jamás de beso o abrazo.

– Al llegar a la casa después del ejercicio se recomienda contar con una canasta para dejar la ropa sudorosa, tomar una toalla e ingresar a ducharse inmediatamente. Igualmente se debe lavar la ropa una vez finalice el ejercicio.

– La Secretaría del Deporte diseñó el programa ‘Rutas d’ Vida’, para hacer ejercicio en horarios establecidos y con el acompañamiento de funcionarios de la Alcaldía y los Guardianes de Vida, que además de hacer pedagogía intentan hacer cumplir las normas de bioseguridad. Las ‘Rutas d’ Vida’ están en las 22 comunas. También hay lugares específicos para practicar ciclismo recreativo y hacer acondicionamiento físico.

– Se trata del cerro de Las Tres Cruces, Río Cali, parque El Ingenio, Corredor Verde, La Buitrera, La Riverita, Pance, La Viga, parque Longitudinal 72W y Alameda Oriente.

Seguir leyendo

Salud y Bienestar

“Los jóvenes se están refugiando en rutinas que los llevan a la depresión”

Carlos Gómez Restrepo, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, habló con El Espectador de los primeros resultados del estudio que busca medir el estado de salud en adultos jóvenes. La encuesta se llevó a cabo del 25 de mayo hasta el 22 de junio.“Estar con los otros, sentirlos, hablar y mirarlos…

Publicado

en

“Los jóvenes se están refugiando en rutinas que los llevan a la depresión”

Carlos Gómez Restrepo, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, habló con El Espectador de los primeros resultados del estudio que busca medir el estado de salud en adultos jóvenes. La encuesta se llevó a cabo del 25 de mayo hasta el 22 de junio.

“Estar con los otros, sentirlos, hablar y mirarlos a los ojos es algo que evidentemente hace falta”. Con esta frase Carlos Gómez Restrepo, psiquiatra, psicoanalista, epidemiólogo clínico y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, describió una de las principales causas del aumento de la depresión y ansiedad en los jóvenes colombianos: la cuarentena.

Así lo reveló una encuesta que analizó la ansiedad y la depresión en jóvenes de 18 a 24 años realizada por los departamentos de Psiquiatría y Salud Mental, Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana. En ella el 68 % de los mil encuestados presentaron diversos síntomas de depresión. Según Gómez Restrepo, quien dirige una investigación sobre resiliencia, la mayoría de jóvenes siente que la pandemia les afectó y cambio sus vidas y ven un futuro próximo lleno de incertidumbres y poco alentador.

¿Por qué surgió la necesidad de realizar esta primera encuesta de depresión y ansiedad en los jóvenes de Colombia?

Esta encuesta surge en el marco de otro estudio, OLA, que estoy dirigiendo sobre la resiliencia en los jóvenes. Es un estudio que se realiza con la Universidad Queen Mary, de Londres, en Colombia, Argentina y Perú. Con el inicio de la pandemia y las cuarentenas en los países nos pareció importante a un grupo de colegas de Latinoamérica y en Colombia, en especial, al doctor Miguel Uribe Restrepo, director del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad, incluir este estudio en el contexto de nuestros países. Queremos conocer cómo las medidas de aislamiento influyen sobre la salud mental y los factores asociados a la presencia y evolución de los síntomas que nos darán respuestas muy importantes a nivel latinoamericano.

¿Por qué se escogió el rango de edad de los 18 a los 24 años? ¿Hay algo que deba tenerse en cuenta de ese período de desarrollo?

De este rango de edad se conocían pocos resultados sobre depresión o ansiedad y nada acerca de su comportamiento durante una cuarentena. Además, se ha hablado mucho más de personas de la tercera edad y lo mismo de los niños, pero de jóvenes poco. Habitualmente creemos que los jóvenes pueden ser más flexibles y resistentes al cambio y nos dimos cuenta de que esto podría no ser así. Por esto creemos que un seguimiento de esta población es muy importante para el país, sobre todo para los jóvenes, que en su mayoría se encuentran en procesos de educación técnica o universitaria, que se encuentran trabajando y manejan un sinnúmero de relaciones y circunstancias que los hacen un grupo vulnerable.

Uno de los resultados más dicientes arrojó que el grado de depresión en las mujeres (70,3 %) es más alto que el de los hombres (63,4 %). ¿Por qué?

Te Puede Interesar   La Medicina Regenerativa Mercado 2020-2029 | COVID 19 Impacto y estimaciones futuras por: DePuy Synthes, Medtronic, ZimmerBiomet

Las mujeres son más vulnerables a la depresión en términos generales. La proporción de depresión, en datos globales, es más o menos de 60 % en las mujeres y 40 % en hombres. En las diversas encuestas de Colombia se mantiene este resultado y tiene que ver principalmente con que las mujeres tienen mayor vulnerabilidad por factores biológicos, hormonales, de curso de vida y en ocasiones por lo que les ha tocado padecer históricamente.

¿Por qué se incluyó la ansiedad en un estudio sobre la depresión? ¿Las dos están conectadas?

Porque son dos de las problemáticas más frecuentes en el país. En el Estudio Nacional de Salud Mental, que coordinamos en la Javeriana en el 2015, se mostró que la depresión, la ansiedad y el consumo de alcohol son los trastornos más importantes en población adulta y este grupo de jóvenes está dentro de esa población. La incertidumbre y diversas ansiedades estaban presentes entre las consecuencias de la cuarentena, entonces teníamos que preguntar sobre ansiedad. Pero también es claro que muchos casos de depresión pueden iniciar por ansiedad o los casos de ansiedad pueden iniciar por depresión, es decir son dos grupos de entidades que muchas veces confluyen o son comórbidas. En la encuesta encontramos que el 29 % de los jóvenes tenían ansiedad leve, el 18 % moderada y el 6 % severa. Muchos jóvenes presentaban depresión y ansiedad.

El estudio identifica tres tipos de depresión: leve, moderada y severa. ¿Cómo identificarlos y cuál debe ser el tratamiento de cada uno?

Habitualmente se ha clasificado así por la severidad de los síntomas y el número de los que están presentes. Los síntomas pueden iniciar con un sentimiento de tristeza y poco interés y placer por las cosas. Si en los últimos treinta días usted ha sentido esto se puede estar experimentando un episodio de depresión. Después, vienen una serie de preguntas alrededor de si se ha disminuido el apetito, la libido, si está enlentecido, si se duerme mal, si está irritable, con dificultades en las relaciones, sensación de culpa, fatiga, o si se tienen pensamientos o ideas de minusvalía, en ocasiones de muerte, entre otros síntomas. En la medida en la que se tengan más síntomas se pasa de leve a moderado y de moderado a severo. La encuesta arrojó que la mayoría de personas presentan una depresión leve, con un total de 29 %; el 22 %, moderada, y el 17 % —que es un porcentaje muy alto— fueron severas.

Si la depresión leve es la más común entre los jóvenes, ¿qué recomendaciones se les puede dar para sentirse mejor?

Este tipo depresión la puede ver un médico general o familiar, y en principio no hay necesidad de acudir a una consulta por un especialista. Una de las principales recomendaciones es mantener las relaciones afectivas e interpersonales que se tengan, recordando que es importante respetar el distanciamiento físico, pero sin olvidar las relaciones sociales. Debemos seguir en contacto con los amigos, la pareja, la vida afectiva hasta donde sea posible. Esto ayuda mucho en la depresión leve. Otro aspecto importante es hacer ejercicio por lo menos de veinte a cuarenta minutos diarios, tres a cuatro veces a la semana. Mantener los hábitos de estudio y los hobbies: leer, ver películas, pintar, bailar, etc. En la encuesta pudimos ver que con la cuarentena la gente dejó de hacer actividades que antes hacía y se refugió en rutinas que los lleva a deprimirse.

Te Puede Interesar   Coronavirus: 9 cosas que los científicos todavía no saben sobre el virus

Al hablar de la dificultad de mantener las relaciones interpersonales llama la atención que son los jóvenes, los más conectados en redes sociales, quienes pierden ese interés. ¿Les está costando acostumbrarse a una relación principalmente virtual?

Sabemos que el contacto físico es muy importante. El estar con los otros, sentirlos, hablar y mirarlos a los ojos y experimentar lo que solo genera el contacto físico es algo que falta evidentemente. Sin embargo, por ahora, esta comunicación la podemos sustituir de alguna manera con lo virtual, y debemos pensar que es temporal, a pesar de que algo queda faltando. Pero lo más importante es entender que el aislamiento es algo que durará solo un tiempo más y es algo que nos toca hacer, porque estamos en pandemia y tenemos que cuidarnos unos a otros. Cuando la encuesta preguntó a los jóvenes qué hicieron cuando pudieron salir el 20 % contestó que fue a visitar a un amigo o familiar.

¿Cómo cumplir con estas recomendaciones teniendo en cuenta los diferentes contextos socioeconómicos?

De acuerdo con su contexto, las personas tienen diferentes actividades que podrían privilegiar. Todos podemos hacer ejercicio de alguna forma, tener algunos contactos virtuales, tener diversiones, realizar lecturas o actividades que lo enriquezcan. Evidentemente, de acuerdo con el grupo de edad, existen diversos intereses que van desde jugar, en los niños, a leer o hacer pasatiempos, en adultos. Ahora, actividades como ejercicios de consciencia plena (mindfulness) pueden servir para integrarse a las diversas actividades que realizamos. Alrededor de ello hicimos con la universidad un pequeño video que enseña algunas de estas posibilidades.

Volviendo al tema de la virtualidad, una de las principales causas de esta depresión es la sobrecarga de información. ¿Cómo evitarlo si la principal distracción son las redes sociales que publican estos contenidos?

Alrededor de las redes sociales lo que proponemos es que uno debe tener ciertos límites en su uso, las redes sociales indigestan y además se tiene que saber que no toda la información es real y las fake news hacen un daño enorme que llamamos infodemia. Esto fue uno de los primeros factores que identificamos cuando inició la cuarentena: personas impactadas por el exceso de información. En la Universidad Javeriana hicimos un curso gratuito en EdX que se llama “Comunicarnos sin daño”, en el que justamente les hablamos a los comunicadores y periodistas para que entendieran su labor de promoción en salud. Las personas tienen que limitar su uso de estos recursos informáticos, no pueden acostarse viendo noticias y levantarse temprano a ver qué ha salido de nuevo. Tenemos que proponernos hacer cierta “dieta de noticias”. Un justo medio.

Te Puede Interesar   Coronavirus: el CISNS decide mantener las mismas medidas de contención

Otro tema importante son las consecuencias de sentirse deprimido o ansioso, pues por lo general se pierde la concentración y en los jóvenes que trabajan o estudian esto afecta el rendimiento. ¿Qué hacer?

Habitualmente cuando se está deprimido o ansioso, los procesos cognoscitivos se bloquean. Uno no logra ser tan efectivo como lo era antes. Esto puede repercutir un tanto en la forma de estudiar y aquí hablo como profesor, uno tiene que explorar cómo cambia o adapta las estrategias pedagógicas cuando se dan clases virtualmente. Hay que tener en cuenta la dificultad para concentrarse de algunos alumnos en la virtualidad y por esto toca implementar estrategias que favorezcan la atención y un mejor aprendizaje. Igualmente, no pretendamos llevar las mismas clases presenciales a lo virtual. Veamos diferentes formas de aprender, modelos innovadores.

¿Considera que se ha realizado un buen acompañamiento de la salud mental en la pandemia? Muchas veces las autoridades de salud no han sido claras con las recomendaciones.

Se está empezando y se están haciendo los mejores esfuerzos. Hay muchas circunstancias andando al tiempo y se tienen que tomar decisiones de acuerdo con el momento. Pienso que está llegando el momento de la salud mental. Lo que está ocurriendo ahora en salud mental es lo que algunos llaman la cuarta ola y otros denominan la segunda ola. Es decir, todas las consecuencias psicosociales derivadas de la pandemia, y todo lo que estamos y estaremos viviendo en lo personal, familiar, laboral y social. En ese sentido, hay que educar y acompañar mucho más en salud mental, muchas personas no tienen un acceso equitativo a los servicios de salud. Otros profesionales deben mejorar su empatía por lo mental, otras personas pueden no reconocer sus dificultades mentales, o si las reconocen no acuden al servicio de salud por estigma, temores por la pandemia u otras circunstancias que tenemos que evitar. Hay que proponernos de una manera efectiva y propositiva para que todos intervengamos en el cuidado de la salud, que seamos cuidadosos con nosotros y los demás. La salud mental es y debe ser un compromiso de todos, donde todas las personas e instituciones debemos realizar parte de este acompañamiento. Por lo pronto, la Universidad Javeriana viene realizando diversos proyectos que pretenden mejorar las condiciones de los jóvenes y de toda la comunidad donde nos movemos. Finalmente, pienso que el acompañamiento en salud mental rebasa lo que puede hacer el Gobierno, y debe mejorar algunas áreas, es un compromiso social, un compromiso responsable de todos nosotros.

Seguir leyendo

Trending

Copyright © 2017-2019 Noticias Huila Diseñado por P&C Marketing