Conectate con nosotros

Salud y Bienestar

“¿Entraré en Medicina?”

¿Habrá disparado las vocaciones sanitarias esta pandemia sanitaria? ¿Será más difícil obtener una nota alta con exámenes con más opciones? ¿Jugará un papel relevante el calor o la mascarilla el día del examen? ¿Se cruzará el coronavirus en el hogar y habrá que aplazar días o semanas la evaluación? A nueve días de que empiecen…

Publicado

en

¿Habrá disparado las vocaciones sanitarias esta pandemia sanitaria? ¿Será más difícil obtener una nota alta con exámenes con más opciones? ¿Jugará un papel relevante el calor o la mascarilla el día del examen? ¿Se cruzará el coronavirus en el hogar y habrá que aplazar días o semanas la evaluación?

A nueve días de que empiecen las pruebas de acceso a la universidad y una vez celebrada la verbena de Sant Joan, empiezan a aflorar los nervios entre los 40.069 estudiantes que se presentan este año a las PAU, en una convocatoria inusualmente concurrida, con un 16% más de jóvenes respecto al año anterior.

De nada vale recordar que la selectividad (PAU o EvAU) la aprueba el 94% de los matriculados

y que muchos grados no requieren nota de acceso especialmente alta. Esta es una prueba sensible para los adolescentes, el primer ejercicio de competitividad fuera de su entorno conocido. Si de por sí causa respeto, este año se hace más extraño. Las sedes se han ampliado a 210 tribunales. Ya no solo se realizarán en universidades sino también en institutos y colegios de 60 poblaciones. Con medidas de pandemia: distancia, mascarilla, lavado de manos y gel. Y, previsiblemente, con calor. O con aguaceros (en julio del 2019 llovió torrencialmente).

Para los estudiantes que se juegan la entrada al grado de su elección este año se complica aún más. Debido a la desigualdad con la que se ha podido estudiar durante el confinamiento, el Consell Interuniversitari decidió ampliar la opcionalidad en las respuestas. Al elegir, hay más posibilidad de 10.

La nota de corte para entrar en una carrera se establece en función de la nota que obtienen los estudiantes que la demandan. El curso pasado, para Medicina, fluctuó en Catalunya entre el 11,798 de la Universitat de Vic y el 12,744 del Clínic (UB). Esta información no se tendrá hasta agosto.

Te Puede Interesar   Los que suenan para reemplazar al saliente ministro de Salud

Carla y Clara Cruz, Raquel González, Adriana Martino y Rocío Luque (por orden de aparición en las fotos) sueñan con ser médicas. Excelentes estudiantes, tenaces y aplicadas, han aprovechado el confinamiento y apuran los últimos días frente a sus apuntes. Las gemelas Cruz y Raquel debutan. Adriana y Rocío vuelven a la carga, después de celebrar su título de grado de Formación Profesional (FP) en el ámbito de la sanidad. La trayectoria académica es una carrera de fondo, no de rapidez.


“Me vale cualquier universidad”



Carla Cruz


Ser médico es tener un título que certifica que estás capacitado.

La formación, confía Carla, es buena en cualquier campus catalán que la imparte. “Todas las universidades tienen aspectos atractivos para mí como la proximidad o

la oferta de erasmus… la UB

(Bellvitge o Clínic), la Pompeu, la UAB, la Rovira Virgili… no tengo una preferencia tan clara como otros estudiantes”, afirma. Sobrina de médicos y alumna de la Escola Pia de Sitges ha estudiado con denuedo para obtener un 9,28 de media en bachillerato (que cuenta el 60% de la nota final para acceder a la universidad). Siguió las clasesonline que le ofrecía el centro durante el confinamiento y asistió a las presenciales en junio para

repasar. Estudia a jornada completa, con la interrupción de la verbena. No teme a un inesperado contagio porque va con mascarilla y respeta la distancia interpersonal.






“Parto con más ventaja”



Clara Cruz


Las PAU introducen este año criterios de flexibilidad en los contenidos, con más opciones para escoger las preguntas y en Historia, por ejemplo se puede examinar de la mitad del temario de segundo de bachillerato. “Esto beneficia a todo el mundo, pero compensa la desigualdad porque hay personas que no han podido acabar el temario, que no han tenido clases a distancia, ni videollamadas, ni buenos apuntes. En esto sé que yo parto con ventaja y sería injusto que los exámenes dieran por sentado que todos hemos tenido las mismas condiciones”. Para Clara (9,42 de media), éste ha sido un curso extraño, volcado en una prueba, sin ir a clase y con un virus que no se ha ido… La proximidad de la fecha le pone un poco nerviosa. “Quedan ya pocos días”.

Te Puede Interesar   Mercado Medicina Nuclear de radioisótopos: Análisis de la industria en profundidad de 2020 sobre tamaño, participación, crecimiento, estructura de costos y pronóstico 2026


“No tengo margen para fallar”



Raquel González


Raquel González, estudiante que se prepara para selectividad
Raquel González, estudiante que se prepara para selectividad
(.)

Se levanta a las 7.30 horas para estudiar y acaba a las 21 horas, con la interrupción de la comida y algún descanso. “Soy consciente que tengo poco margen para fallar, así que tengo que llevarlo todo muy estudiado”, explica Raquel, cuya primera opción es el Clínic de la UB. Es una excelente alumna del IES Sant Andreu, con un 9,76 de media en bachillerato. No quiso ir de verbena por temor a perder el ritmo y se quedó en su casa de Collbató escuchando los petardos. “Aunque hubiera dicho ‘me vuelvo pronto’ me hubiera liado con los amigos, lo sé”, intuye. Durante el confinamiento, los profesores de su instituto estuvieron disponibles para responder dudas, pero no dieron clases online. “Querían hacerlo y nosotros queríamos, pero no todo el mundo tenía conectividad. No era justo, así que optaron por alguna videollamada y contestar correos”. Ha vuelto a las clases presenciales en las que ha podido repasar, especialmente, lenguas. “Creo que voy bien preparada”.






“Mi objetivo es Bellaterra”



Adriana Martino


Adriana Martino, estudiante que se prepara la selectividad
Adriana Martino, estudiante que se prepara la selectividad
(.)

En esta convocatoria se presentan 3.795 alumnos procedentes de FP, lo que significa un aumento del 37% respecto al curso anterior. Adriana es una de ellas. Solo se examinará de la fase específica (las materias de especialidad) cuya nota se sumará a la obtenida en el ciclo. Acaba de terminar Imagen para el diagnóstico y Medicina nuclear en el Institut Bonanova, con una media de 8,87. “Me ha encantado este grado, he aprendido mucho, y las prácticas me han confirmado que me gusta el mundo hospitalario. Ese ambiente de trabajo me hace feliz. Si hago Medicina me gustaría especializarme en neurología o psiquiatría, aunque puedo cambiar”, sonríe. Su opción será la Autónoma de Barcelona, que el año pasado pidió un 12,3. “Me gusta el campus de Bellaterra y los hospitales adheridos para hacer prácticas. Tengo amigos en Medicina y les va muy bien”.

Te Puede Interesar   Todas las noticias falsas sobre el coronavirus recopiladas por la OMS


“Ser médico, eso lo sientes”



Rocío Luque







Rocío Luque, estudiante selectividad
Rocío Luque, estudiante selectividad
(.)

En su primera selectividad, justo hace dos años, se quedó a un punto de Medicina. El año pasado, que repitió, ya hubiera entrado en la mayoría de campus que ofrecen esta formación. Pero decidió terminar el ciclo de FP –el mismo que Adriana– asegurar una titulación con la garantía de una alta empleabilidad (útil durante la carrera) y volver a intentarlo este año para lograr una plaza en el Clínic. “Fui a las puertas abiertas, me gustó la familiaridad y la implicación de los profesores”. Se vio allí y ese recuerdo le motiva para prepararse “a saco”.

Conversa con amigos sobre si aumentará la demanda de carreras sanitarias después de que la pandemia haya subrayado el papel social de los médicos y las enfermeras. Cree que se echarán para atrás por la dureza del trabajo y la precariedad laboral. “Esto tienes que sentirlo y yo lo siento desde niña”. Estos días trabaja en un restaurante y le agobia la mascarilla con el calor, aunque cree que la incomodidad le sirve de ensayo para los exámenes. “Si me pilla el coronavirus y no me puedo presentar, se me hunde el mundo”.

Seguir leyendo
Advertisement
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud y Bienestar

Los residentes de medicina y enfermería de Madrid se reivindican

La pandemia ha sido el detonante, pero las pésimas condiciones laborales de los residentes de Enfermería y Medicina en Madrid, como las de los adjuntos, vienen de lejos. Las peticiones a la Comunidad para que mejoren, lo mismo. Y también el silencio del Gobierno regional. Ahora, este colectivo, el de los profesionales que están haciendo…

Publicado

en

Los residentes de medicina y enfermería de Madrid se reivindican

La pandemia ha sido el detonante, pero las pésimas condiciones laborales de los residentes de Enfermería y Medicina en Madrid, como las de los adjuntos, vienen de lejos. Las peticiones a la Comunidad para que mejoren, lo mismo. Y también el silencio del Gobierno regional. Ahora, este colectivo, el de los profesionales que están haciendo sus últimos años de formación en hospitales y centros de salud, irá a una huelga indefinida convocada el 13 de julio.

Son 4.442 profesionales —4.279 médicos y 163 de Enfermería, según cifras de la Consejería de Sanidad a 30 de mayo, a los en solidaridad se sumarán los residentes (234) de la Fundación Jiménez Díaz, en solidaridad— los que están llamados a la huelga. Los centros sanitarios son conscientes de la enorme dificultad para funcionar sin ellos, más aún tras estos últimos cuatro meses de crisis por la covid-19.

Entre sus quejas: sueldos de 1.003 euros brutos mensuales hasta el tercer año de residencia que solo aumenta en cuarto y quinto hasta los 1.279; tareas por encima de sus responsabilidades, de residentes de años superiores o directamente labores de adjunto; o guardias a 10,85 euros la hora (la única forma de mejorar el sueldo) que siempre son más de las que establece la normativa europea (en seis meses no más de 48 horas semanales, incluidas las guardias, es decir, unas cuatro al mes). En muchas ocasiones no cumplen los descansos: tras acabar esa jornada de 17 o 24 horas, alargando el trabajo hasta 35 horas seguidas

Una situación estructural

La situación, señala, es estructural: “Y los hospitales deberían poder funcionar sin residentes”. Pero no ocurre. Boianelli se ríe: “Con tristeza, ¿eh? Los adjuntos antiguos nos dicen que esto siempre ha funcionado así, que es una época dura y te tienes que aguantar, pero que algo lleve haciéndose mal siempre no significa que esté bien hecho”.

Te Puede Interesar   Dentro de un hospital de Brooklyn que está abrumado con pacientes y muertes por covid-19

El pasado 22 de mayo entregaron a la Consejería de Sanidad un documento de 88 páginas, una propuesta de convenio colectivo, y dieron como fecha límite hasta este pasado jueves para que el área de Enrique Ruiz Escudero se sentara con ellos. La reunión ocurrió, pero sin margen para debate. Desde Amyts, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores, con un 75% de representación en el Comité de Huelga, cuentan que la Dirección General de Recursos Humanos del SERMAS “reconoció que ni siquiera se había leído el convenio”.

Desde la Consejería, alegan que, cuando el jueves se sentaron a negociar, el Comité de Empresa lo hizo “habiendo registrado previamente convocatoria de huelga a partir de día 13 de julio, vulnerando claramente la buena voluntad de las partes que ha de guiar cualquier negociación y demostrando su falta de interés para acordar y evitar el conflicto”. Y añaden que estarían “dispuestos a reiniciar nuevamente las conversaciones siempre y cuando procedan, de forma inmediata, a la retirada del preaviso de huelga y se comprometan a poner fin a cualquier intento de conflicto durante toda la negociación”.

La crisis del coronavirus no ha hecho sino intensificar y ampliar las peticiones que “la Comunidad lleva tiempo ignorando”, narra Boianelli, que resume esas peticiones en dejar de ser un “comodín”, “mano de obra barata”, y que se cumpla el contrato con el objetivo que tiene, el de formación. Son los peores pagados de España, por detrás de Canarias, y este residente recuerda que Madrid “no es precisamente la ciudad más barata para vivir”.

Ahora, además, piden que haya un reconocimiento laboral tras la pandemia, algo que ha ocurrido, apunta Boianelli, “en otras regiones como Castilla-La Mancha les dieron un plus, directamente”. Solicitaron un complemento covid-19: “Estábamos desempañando funciones por encima de nuestro rango y otras que no eran ni nuestras, como limpieza o funciones de celadores o los R2 (residentes de segundo año) trabajando como R5, viendo pacientes solos. Y no es tanto el hecho de hacerlo, lo dimos todo con gusto para hacer frente a la pandemia, sino el reconocimiento al trabajo”.

Te Puede Interesar   Transmetro habilita dispensadores de gel antibacterial por coronavirus en Barranquilla

En atención primaria, las condiciones son igual de “rídículas”. Julián Ezquerra, presidente de Amyts, recuerda que la Comunidad mantiene en un “abandono a la primaria que ha hecho que mayoritariamente los residentes rechacen los contratos que les han ofrecido, miserables”. Sin estabilidad ni continuidad en un solo centro, fallando a la asistencia longitudinal, una de las bases de la atención primaria.

La huelga podría no producirse si, como piden, la Comunidad “adopta otra actitud”. “Si no, si los residentes van a la huelga”, dice Ezquerra, “puede ser un serio problema para pasar el verano”.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Seguir leyendo

Salud y Bienestar

Tres formas de acelerar tu metabolismo para ponerte en forma y adelgazar

A la hora de adelgazar, todo el mundo piensa que tan solo se necesita mucha fuerza de voluntad, hacer ejercicio físico extenuante y privarse de alimentos ricos y nutritivos. Pero esto tampoco garantiza nada, ya que al final cada cuerpo es un mundo, y a unos les convendrá más centrarse en uno de estos tres…

Publicado

en

Tres formas de acelerar tu metabolismo para ponerte en forma y adelgazar

A la hora de adelgazar, todo el mundo piensa que tan solo se necesita mucha fuerza de voluntad, hacer ejercicio físico extenuante y privarse de alimentos ricos y nutritivos. Pero esto tampoco garantiza nada, ya que al final cada cuerpo es un mundo, y a unos les convendrá más centrarse en uno de estos tres aspectos que a otros. Si tan solo quieres sentirte bien e ir perdiendo peso poco a poco, bastaría con restringir el consumo de carbohidratos, grasas y azúcares, y potenciar el de fibra y vitaminas.

Pero uno de los aspectos más cruciales cuando hablamos de adelgar es el de la tasa metabólica. El sistema metabólico permite que las células funcionen correctamente para almacenar o producir energía. En ese sentido, se refiere a las reacciones químicas que se producen dentro de nuestro cuerpo, y un metabolismo lento podría conducir a una ineficiencia de estos procesos, conllevando problemas de salud a largo plazo.

Los ejercicios HIIT aceleran el metabolismo y a la vez queman calorías incluso durante varios minutos después de haber realizado la sesión

Hay una infinidad de dietas disponibles para consulta a lo largo y ancho de internet. De este modo, hay personas que se decantan por la dieta keto, la cual produce que tu cuerpo entre en un estado de cetosis; otros se decantarán por la del ayuno intermitente que consiste en aumentar mucho los intervalos de tiempo entre comidas. Pero lo que muchos parecen olvidar es que al final puedes llegar a deshacerte de unos cuantos kilos simplemente regulando tu metabolismo y sin que haga falta sufrir adscribiéndose a alguna dieta demasiado restrictiva. La página de bienestar ‘T3‘ ha compartido las que son las mejores formas de regular el metabolismo de cara a perder peso.

Ejercicios HIIT

Los ejercicios de alta intensidad a intervalos aceleran el metabolismo y a la vez queman calorías incluso durante varios minutos después de haber realizado la sesión. Esto lo convierte en una de las modalidades más efectivas de entrenamientos dirigidos a la pérdida de peso. Lo mejor es que puedes realizarlos en cualquier lugar, en el parque o en tu casa gracias a la combinación de saltos con minisprints. También puedes programar sesiones de HIIT en la cinta de correr o en una elíptica. Diversas investigaciones aseguran que el mejor momento del día para hacer esta serie de ejercicios es por la mañana. Nada mejor para empezar el día a tope.

Te Puede Interesar   Salud pública en manos de ineptos y ladrones, por Salud Hernández-Mora, por Salud Hernández-Mora

Más proteína en tu dieta

Las proteínas causan el mayor aumento en TEF (efecto térmico de los alimentos), aumentando tu tasa metabólica en torno a un 15 y 30%, en comparación con los carbohidratos (de un 5 a un 10%) o las grasas (0,3%), aseguran desde la página ‘Healthline’. “El efecto térmico de los alimentos está causado por las calorías adicionales que se requieren para digerir, absorber y procesar los nutrientes en las comidas”.

Dado que la digestión de proteínas requiere más esfuerzo, acelerará el proceso metabólico. También son necesarias para la recuperación muscular una vez has terminado de hacer ejercicio. Se recomienda tomar entre 1,6 y 2 gramos de proteína por kilogramo corporal cada día. ¿Dónde las podemos encontrar? Sobre todo en la carne magra, las nueces, las verduras o los huevos.

Bebe café o té (y más agua)

Según varias investigaciones, la cafeína, presente en el café, puede aumentar de manera significativa la tasa metabólica. Aunque hay que tener cuidado con esta bebida, ya que no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera a la cafeína, y abusar de ella no es nada bueno. Por ello, puedes apostar por el té, que es más sano y tiene una menor cantidad de cafeína. Si combinas ambos lograrás obtener un mejor resultado. Por otro lado, el agua es esencial en el proceso metabólico, de ahí que si estás perdiendo peso sea esencial mantenerte hidratado antes y después de los ejercicios.

Seguir leyendo

Salud y Bienestar

3:07 Pangolín oficialmente fuera de medicina tradicional china

3 de julio de 2020, 1:18  Naciones Unidas, 3 jul (Prensa Latina) En medio de la pandemia de Covid-19, el desempleo afecta hoy a unos mil 200 millones de jóvenes del mundo y ya es mucho peor que entre los adultos, según informes divulgados en ONU.

Publicado

en

3:07 Pangolín oficialmente fuera de medicina tradicional china

3 de julio de 2020, 1:18 

Naciones Unidas, 3 jul (Prensa Latina) En medio de la pandemia de Covid-19, el desempleo afecta hoy a unos mil 200 millones de jóvenes del mundo y ya es mucho peor que entre los adultos, según informes divulgados en ONU.

Te Puede Interesar   Un gigante del petróleo de esquisto en EE.UU. se declara en bancarrota
Seguir leyendo

Trending

Copyright © 2017-2019 Noticias Huila Diseñado por P&C Marketing